EyeSeeCam: Interfaz de control ojo-robot

A la hora de controlar una cámara se puede optar por algún sistema de mando basado en una palanca, alguna clase de tableta sensible al tacto o –lo último de lo último- la interfaz EyeSeeCam. Presentado en la última Feria Industrial de Hannover, el dispositivo diseñado permite comandar los ojos de un robot a través de un aparato que se coloca en la cabeza de quien lo controla.

Esta semana comenzó la Feria Industrial de Hannover, evento que se puede considerar uno de los más importantes en lo que a tecnología se refiere. De los 6150 productos presentados por los expositores de más de 60 países, llamó especialmente la atención un sistema para el control de los ojos de un robot de forma remota. Mientras que casi todas las interfaces se basan en alguna clase de “adaptador”, que convierte una serie de movimientos (que casi nada tienen que ver con el que queremos lograr en el aparato controlado), EyeSeeCam se maneja casi sin esfuerzo, siendo tan intuitivo cómo la visión misma.

...

En efecto, cuando utilizamos el ratón para mover el cursor por la pantalla de nuestro ordenador, necesitamos incorporar su mecanismo: para que suba o baje hay que mover el ratón hacia delante o hacia atrás, algo que a veces lleva algo de tiempo (si no me crees, intenta que tu abuelita dibuje algo con Paint). A pesar de que luego de un corto periodo de tiempo nos adaptamos a esas diferencias entre la realidad y nuestras interfaces, lo ideal sería disponer de sistemas que resulten más “transparentes” a la hora de expresar nuestras intenciones al dispositivo que intentamos controlar. Esto es especialmente cierto cuando manejamos artefactos que se mueven, como el caso de los robots, donde un segundo de duda puede ocasionar que el cacharro se estrelle contra algo o acabe dentro de un pozo.

...

Los ojos de un robot avanzado tienen prácticamente los mismos grados de libertad que un ojo humano. Puede moverse en dirección vertical u horizontal, variar la distancia focal, y su “cabeza” –o como llamemos a la base sobre la que estén montadas las cámaras- puede girar para acompañar su movimiento. El control de esto mediante un joystick es bastante complicado, así que los ingenieros y neurólogos de la Universidad de Munich utilizaron la tecnología empleada en los escáneres de retina para construir un dispositivo que es capaz de determinar la orientación de nuestra mirada. Gracias a este aparato, llamado EyeSeeCam, se pueden enviar a las cámaras de un robot los comandos necesarios para que mire exactamente en la dirección que está mirando la persona que utiliza la interfaz. Este descubrimiento, unido al “control mental” de Asimo y al manejo de miembros robóticos a distancias, puede convertir a los robots en verdaderos replicantes de nuestras acciones, y los usos son inimaginables.

En este momento se encuentra disponible lo que podríamos llamar “versión 1.0” del EyeSeeCam. Es bastante aparatoso y parece algo incómodo, pero seguramente en poco tiempo tendrá el tamaño y el peso de un par de gafas.

Fuente: NeoTeo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: