Inyectan un gen que frena el desarrollo del SIDA en primates

Una inyección en el tejido muscular a través de la cual se introduce en los monos un gen que codifica los anticuerpos puede proteger a los primates del virus causante del sida, según un estudio publicado en la revista Nature. Los científicos buscan la manera de obtener anticuerpos resistentes que neutralicen la actividad del virus de inmunodeficiencia en simios (SIV en sus siglas en inglés), lo que sería un gran avance en la lucha contra esta enfermedad también en el caso de los humanos, aunque de momento los progresos hayan sido escasos.GEN
La investigación está encabezada por el doctor Philip Johnson, del Hospital Infantil de Philadelphia (EEUU), quien se centró en la búsqueda de un gen que expresase anticuerpos específicos para el SIV. El músculo en el que se inyecta el gen produce anticuerpos que viajan por la corriente sanguínea y cuyo único objetivo es atacar este virus. Con esta estrategia, los autores del estudio lograron neutralizar la actividad del SIV en los monos, proporcionándoles una protección completa frente al riesgo de contraer el virus.
Este avance podría ayudar a encontrar una vacuna contra el sida en humanos, según los investigadores. El VIH es un virus que circula por el torrente sanguíneo y va afectando diferentes zonas del cuerpo, y aunque la persona es capaz de producir anticuerpos para combatirlo, éstos son insuficientes si no se recibe tratamiento, con lo que aquélla se convierte en seropositiva.

Fuente: 20minutos.es

Anuncios
Publicado en bio. Leave a Comment »

SETI detecta un pulso láser espacial

Después de haber pasado más de 20 años intentando detectar alguna señal extraterrestre inteligente, SETI (SEarch for Extraterrestrial Intelligence) parece haber logrado su objetivo: un misterioso pulso láser ha sido registrado, emergiendo del estruendoso azar del cosmos. Este es el tipo de evento que hemos estado buscando durante décadas, y todo parece indicar que “alguien muy inteligente” está enviando un mensaje.

Ragbir Bhathal, un astrofísico de la Universidad de Western Sydney, detectó en Diciembre de 2008 una señal láser proveniente del espacio exterior. Bhathal trabaja en las instalaciones australianas de SETI (SEarch for Extraterrestrial Intelligence), la organización que realiza una búsqueda de inteligencia extraterrestre mediante radiotelescopios. Parece que la cautela es una de las mayores virtudes de este científico, ya que en lugar de salir corriendo para informar del hecho a la prensa prefirió pasar casi cinco meses investigando si no había alguna clase de error en los instrumentos, si no se trataba de algún fenómeno físico corriente o era simplemente “ruido aleatorio” procedente del espacio.

Es muy pronto aún para atribuir esta luz láser a una civilización extraterrestre.
Es muy pronto aún para atribuir esta luz láser a una civilización extraterrestre.

Una vez descartadas todas las fuentes conocidas posibles, Ragbir Bhathal ha dado a conocer su hallazgo. “La NASA utiliza láseres para comunicarse en el espacio, así que no es tan descabellado imaginar que una civilización extraterrestre podría usarlos también”, dice. Enviar una señal láser hacia una región en particular del espacio es tan sencillo que casi podríamos hacerlo hoy en día, agrega Paul Horowitz, profesor de física en la Universidad de Harvard. Por ejemplo, el láser NOVA del Laboratorio Nacional Lawrence Livermore (California), utilizado en experimentos de fisión nuclear, es capaz de producir más de mil millones de vatios de luz láser durante una pequeñísima fracción de segundo. Si reflejásemos ese haz en un espejo de 10 metros como el existente en el telescopio Keck de Hawai, podríamos emitir una luz 5.000 veces más brillante que el Sol hacia donde quisiéramos. Tenemos que asumir que ET también es capaz de hacer algo así.

Es muy pronto aún para atribuir esta luz láser a una civilización extraterrestre. Pero SETI está trabajando en ello. “En un sentido muy real, la búsqueda de inteligencia extraterrestre es una búsqueda del contexto cósmico de la humanidad, una búsqueda de quién somos, de dónde venimos y qué posibilidades hay para nuestro futuro”, escribía Carl Sagan en la introducción de su libro “Communication with Extraterrestrial Intelligence” (Comunicación con inteligencias extraterrestres”). Si tenemos suerte, la señal detectada por Ragbir Bhathal podría contener la respuesta a esta búsqueda de la humanidad.

Fuente: NeoTeo

Publicado en bio. Leave a Comment »

Celulas madre para curar ceguera!

ceguera-celulas-madreUn grupo de científicos británicos ha conseguido llevar a cabo con éxito la primera terapia con células madre que podría curar la causa más común de ceguera en el mundo. Los encargados de la investigación son optimistas: la terapia podría convertirse en algo rutinario en seis o siete años. El tratamiento implica la sustitución de una capa de células degeneradas por otras nuevas creadas a partir de células madre embrionarias.
Ha sido creada por científicos y cirujanos del Instituto de Oftalmología de la University College de Londres y Moorfields Eye Hospital. El tratamiento abordará degeneración macular (DMAE), la causa más común de ceguera, informa The Times. Se trata de una enfermedad degenerativa que afecta al centro de la retina en personas mayores de 60 años e implica la pérdida de las células del ojo. Es la segunda causa de ceguera más frecuente en los ancianos, por detrás de la diabetes.
Está previsto que el número se afectados aumente de manera significativa debido a que la esperanza de vida es cada vez mayor, de ahí precisamente la importancia de este descubrimiento.

Fuente: 20minutos.es

Publicado en bio. Leave a Comment »

Las otras ‘huellas dactilares’: el oído emite un sonido que identifica a cada persona.

Los investigadores han descubierto que en el oído interno, en el caracol, hay células ciliadas que no solo transmiten sonidos al nervio auditivo, sino que también producen un sonido cuya intensidad y frecuencia es diferente en cada persona. Estos sonidos, empero, solo pueden ser detectados con micrófonos muy potentes.

Estas emisiones, llamadas otoacústicas, son producidos cuando las células del oído interno rozan con la pared del caracol, movidas por una determinada serie de chasquidos.

Descubiertas en 1940

Los científicos ya dedujeron en 1940 la existencia de estas emisiones, pero no fue hasta la década de los 70 cuando se comenzaron a estudiar, al desarrollarse micrófonos más sensibles.

El equipo de la Universidad de Southampton analiza si los patrones de las emisiones son lo suficientemente fiables como para usarlo en técnicas de identificación. Teóricamente, es diferente entre hombres y mujeres e incluso entre personas de diferente origen étnico.

Sin embargo, han descubierto que los sonidos se alteran cuando la persona ha bebido alcohol o tomado ciertos fármacos,  o tiene cera en el oído.

Diferentes aplicaciones

Este sistema podría tener muchas aplicaciones. Los bancos podrían identificar a sus clientes por teléfono; los teléfonos robados podrían desactivarse cuando perciban que las emisiones otoacústicas del ladrón que lo quiere usar no son las mismas que las de su propietario.

El trabajo debe estar terminado para mediados de 2010, fecha en la que esperan haber despertado el interés de las grandes firmas tecnológicas.

Fuente: 20minutos

Publicado en bio. 1 Comment »

Dentro de un agujero negro

Todo el mundo ha oído hablar de los agujeros negros, pero solo un pequeño porcentaje de las personas sabe realmente qué son y qué puede encontrarse uno en su interior. Existen algunas teorías que aseguran que se tratan de portales a otros universos, y otras que predicen que nunca podríamos acercarnos a su horizonte de sucesos. ¿Qué es lo que hay dentro de un agujero negro?

A pesar de que en su nombre figura la palabra “agujero”, en realidad este tipo de objeto espacial no es un hueco, al menos no como lo concebimos en nuestro espacio normal. La teoría de la relatividad general enunciada por Albert Einstein en 1915 predijo la existencia de los agujeros negros por primera vez. En ese trabajo, Einstein propuso un modelo en el que la propia geometría del espacio-tiempo es afectada por la presencia de la materia. Es decir,  predice que el espacio-tiempo se curvará en presencia de materia y que dicha curvatura será percibida por un observador como un campo gravitatorio, ya que dicha deformación espacial afectará la trayectoria de los cuerpos en movimiento y la trayectoria de la luz.

Como ya sabes, esa teoría ha sido debidamente corroborada por otros físicos, e incluso se han obtenido muchas pruebas de que es perfectamente válida. Se ha demostrado, por ejemplo, que los relojes situados en condiciones de gravedad elevada marcan el tiempo más lentamente que relojes situados en un entorno sin gravedad. Esto se logró utilizando relojes atómicos , situados sobre la superficie terrestre y en órbita. Pero el hecho de que la masa pudiese deformar el universo hizo que rápidamente muchos científicos imaginaran lo que pasaría si la cantidad de masa en cuestión fuese lo suficientemente importante como para deformar el universo de tal manera que ni siquiera la luz pudiese “escapar” de su influencia. El resultado fueron los agujeros negros.

Un agujero negro es, basicamente, una región del espacio-tiempo con una gran concentración de masa muy densa, que origina un campo gravitatorio lo suficientemente  grande como para que ninguna partícula material (ni siquiera la luz) pueda escapar de ella. La curvatura del espacio-tiempo genera lo que los físicos llaman una “singularidad”, es decir, un punto del universo en el que las leyes físicas convencionales dejan de tener sentido y no pueden aplicarse. Un observador no puede mirar directamente una singularidad, ya que se encuentra rodeada por una superficie cerrada llamada “horizonte de sucesos” o “radio de Schwarzschild”. Este horizonte de sucesos separa la región de agujero negro del resto del Universo, convirtiéndose en una especie de frontera que ninguna partícula puede atravesar. Obviamente, si la luz no puede salir de un agujero negro, no tenemos forma de obtener información de lo que ocurre detrás de su horizonte de sucesos.

El término “agujero negro” quizás no sea demasiado afortunado, porque invita a hacerse la idea de una “perforación”, una región del espacio en la que no hay nada, y en realidad se trata de lo contrario: no podemos ver nada porque justamente es una zona con una enorme concentración de masa, de una densidad tal que es difícil de imaginar. Si tenemos en cuenta ese punto, muchas ideas, generalmente expresadas en novelas o películas, en las que se “atraviesa” un agujero negro para aparecer del otro lado (dondequiera que ese “otro lado” esté) dejan de parecer posibles. Puedes pensar en un agujero negro como si fuese una esfera de materia enormemente densa, que atrae a todo lo que lo rodea. También hay que tener presente que el tiempo es deformado por la presencia de ese campo gravitatorio intenso.

Por supuesto, los físicos pueden elaborar modelos matemáticos que intentan explicar qué es lo que ocurre dentro de estas extrañas regiones del universo. No se trata de un mero ejercicio intelectual, ya que esta debidamente comprobado que los agujeros negros existen, y que en el centro de la mayoría de las galaxias, entre ellas la Vía Láctea, hay agujeros negros supermasivos. La existencia de agujeros negros está apoyada en observaciones astronómicas, en especial a través de la emisión de rayos X por estrellas binarias y galaxias activas. La pregunta del millón es, por supuesto, qué ocurre dentro de uno de estos objetos.

Imaginemos un viajero espacial que se dirige en caída libre hacia un agujero negro. Si lo estamos mirando desde una distancia segura, por medio de un telescopio especial que nos permite observar  semejante evento, veremos que nuestro viajero no alcanza nunca el radio de Schwarzschild -el horizonte de eventos- debido a que la dilación temporal aumenta a medida que se acerca a esa “frontera”, convirtiéndose en infinita en el borde mismo del horizonte de eventos. El astrónomo vería que el astronauta se acerca al borde cada vez más lentamente hasta detenerse, y su luz (imaginemos que emite una) sería cada vez más roja y tenue, ya que nos llega menos luz de él y su espectro se “corre” hacia el infrarrojo. En el momento que llegase al borde (teóricamente nunca, ya que habría que esperar infinitos años) ya no lo veríamos. Obviamente, las cosas cambian desde el punto de vista del viajero.

Según Einstein, todo es relativo, incluso los resultados de nuestras mediciones. La única excepción a esa regla es, por supuesto, la velocidad de la luz. Esto hace que las cosas sean bastante distintas desde el punto de vista de nuestro astronauta. Andrew Hamilton y Gavin Polhemus, dos científicos de la Universidad de Colorado, escribieron Black Hole Flight Simulator, un software capaz de aplicar las ecuaciones de Einstein para “mostrar” qué es lo que ocurre desde el punto de vista de este observador imaginario. En su modelo, el agujero negro tiene una masa equivalente a cinco millones de veces la de nuestro Sol. Eso es más o menos el tamaño estimado del que se encuentra en el centro de nuestra galaxia. A medida que el astronauta se acerca al radio de Schwarzschild, el universo comienza a deformarse ante sus ojos. La luz de las estrellas ubicuas “detrás” del agujero desaparece, y las que están a su alrededor con “torcidas” por la gravedad del agujero negro, formando una imagen similar a un tubo por el que se desplaza el observador.

Black Hole Flight Simulator
¿Qué es lo que hay dentro de un agujero negro?
Black Hole Flight Simulator
¿Qué es lo que hay dentro de un agujero negro?

Hamilton y Polhemus utilizan en su Black Hole Flight Simulator una cuadrícula de color rojo en el horizonte para ayudarnos a visualizar la forma en que el universo se deforma. Obviamente, como el campo visible para el astronauta es esférico y tu monitor es plano (al menos por ahora), hay dos círculos en la cuadricula representando los polos norte y sur del agujero negro. Ya sobre el borde del horizonte de sucesos, las cosas se comienzan a volver realmente extrañas. Tan cerca del centro del agujero negro que se encuentra en el centro del radio de Schwarzschild se experimentan poderosas fuerzas de marea. Suponiendo que te aproximas con los pies hacia delante, la fuerza de gravedad en tu cabeza seria mucho más débil que en tus pies. No solo te transformarías en una especie de spaghetti, sino que la luz a tu alrededor cambiaría de color. Por encima de tu cabeza todo se haría más rojo, y a tus pies el universo viraría al azul. En un momento determinado, de todo el universo solo podrías ver un anillo horizontal a la altura de tus ojos.

Cuando un observador externo al radio de Schwarzschild observa el horizonte de un agujero negro”, dice Hamilton, “en realidad observa la emisión del horizonte. Cuando alguien cae a través del horizonte de eventos, no atraviesa la emisión del horizonte; en lugar de esto, pasaran a través de la entrada al mismo, la cual es invisible para ellos hasta que no lo traspasa. Una vez dentro del horizonte ve tanto la emisión como la entrada del horizonte”.

Actualmente no tenemos forma de comprobar –y quizás nunca la tengamos- si lo que muestra el Black Hole Flight Simulator es real. Va a ser difícil encontrar un voluntario para emprender semejante aventura, y mas difícil aún sería lograr enviar datos desde dentro del agujero negro. Pero hay algo que es cierto: se trata de una excitante aventura que alguna vez la humanidad emprenderá. Nuestros descendientes podrán finalmente decir si los modelos de Hamilton y Polhemus eran o no exactos. Mientras tanto, solo podemos imaginarlo.

Fuente: NeoTeo

Enlaces: Black Hole Flight Simulator

Publicado en bio. Leave a Comment »

Simulador de cirujias para aprender a operar

simulador-sirugia“Equivocarse no es sinónimo de experiencia”, dice un refrán popular, y se vuelve particularmente importante a la hora de aprender cirugía. Desde siempre, los cirujanos adquirieron las destrezas mirando, copiando y operando pacientes, pero esta técnica empieza a ser reemplazada con la simulación virtual.
“Existe una tendencia en el mundo a complementar el aprendizaje tutorizado de los residentes con herramientas y tecnología que simulen situaciones reales, de modo de disminuir la curva de aprendizaje. Ya se habla de un nuevo paradigma en la formación médica”, señala Fernando Iudica, subjefe del Servicio de Cirugía General del Hospital Universitario Austral. El servicio está probando un simulador cedido por Johnson & Johnson Medical para enseñar procedimientos laparoscópicos. Con él se puede practicar desde maniobras básicas hasta prácticas quirúrgicas completas, como colecistectomías, colectomías, eventroplastias, by-pass gástrico, entre otras.
“Es asombroso”, expresa Pedro Valdez, residente de Cirugía. En la pantalla del aparato que tiene enfrente se ve una imagen de la vesícula -muy similar a la que se obtiene durante una cirugía laparoscópica en quirófano, y una variedad de instrumental que el residente mueve y cambia. Va “tocando” con un sensor las partes de la vesícula que desea quitar como si se tratara de un órgano real: “El simulador reproduce una sensación táctil, crea una resistencia como si fuese el mismo tejido. Sentís cuando agarrás la aguja, cuando pasás el punto mal”.
Una de las ventajas de aprender virtualmente, según Valdez, es que da la posibilidad de ver cómo se resolverían situaciones en el quirófano durante una cirugía, aplicar soluciones y evaluar los resultados, y hacerlo las veces que se quiera. Además, el entrenamiento simulado tiene los beneficios de mejorar la seguridad de los pacientes, disminuir los costos de educación médica y optimizar el uso de los quirófanos.
Cada médico que use el simulador tiene un usuario y la computadora almacena todas las acciones que realiza. “Te dice cuánto tardaste, los movimientos voluntarios e involuntarios que hiciste, los aciertos, las situaciones de riesgo, permitiendo al instructor la evaluación del residente y la sugerencia de mejoras. Luego, el sistema arroja un ranking de todas las personas que ingresaron en el simulador, para contrastar los datos con los de otros residentes del mismo Servicio, de otras especialidades o de otros hospitales”, explica Gabriel Menaldi, jefe de residentes de Cirugía. El Austral está encaminado hacia el desarrollo de un centro de enseñanza simulada en Medicina, que “abre las puertas a una de las formas más avanzadas para adquirir habilidades técnicas”, afirma el Dr. Iudica, quien estuvo en el Centro de Simulación del Hospital de la Universidad de Washington, uno de los pioneros en los Estados Unidos en desarrollar esta nueva forma de enseñanza médica, con su director, el Prof. Carlos Pellegrini.
Agrega que la simulación se aplica no solo en cirugía, sino también en otras situaciones de la práctica médica cotidiana, con otros instrumentos: modelos inanimados o muñecos que se utilizan, por ejemplo, en enfermería para la enseñanza de colocación de vías, intubación de la vía aérea, auscultación y sondas. En obstetricia, estos mismos muñecos sirven para aprender maniobras obstétricas durante el parto, cuidando así al bebé y a la madre.

Fuente: Infobae

Pechos más grandes con células madre

mamaLas células madre están haciendo furor. No solo reparan corazones o hacen crecer dientes nuevos, sino que ya se están comenzando a utilizar para incrementar el tamaño de los pechos. Esta terapia, cuyas diez primeras voluntarias serán tratadas en mayo, también será de ayuda a aquellas mujeres que hayan perdido sus mamas culpa del cáncer.

Las células madre, con su capacidad para convertirse en cualquier tipo de tejido que el paciente necesite, serán posiblemente la solución para aquellas mujeres que creen tener un busto más pequeño que el adecuado. Se trata de un nuevo tratamiento que, además de lograr el incremento de ese par de glándulas tan especiales, provoca una reducción en la cantidad de grasa del abdomen. La base de la terapia son las células madre obtenidas de la grasa que recubre el estómago o los muslos, y aseguran que permitirían incluso hacer crecer pechos nuevos en las pacientes que han tenido que ser amputadas como consecuencia de una terapia contra el cáncer.

Kefah Mokbel, un cirujano especializado en mamas que se desempeña como consultor en el London Breast Institute del hospital Princess Grace, será quien se encargue de poner en marcha este proyecto. En el mes de mayo diez voluntarias comenzaran a ser tratadas por su equipo, y en pocas semanas deberíamos tener resultados palpables. Mokbel predice que los pacientes privados podrán comenzar a utilizar este tratamiento seis meses más tarde, con un costo similar al de una operación de implante de siliconas. Los resultados, asegura, son mucho mejores con las células madre ya que en lugar de utilizar un relleno plástico para dar volumen son los propios senos los que crecen de forma natural.

Este es un avance muy interesante en la cirugía de mama“, dice Mokbel. Los pechos tratados con células madre “se sienten más naturales, porque el nuevo tejido tiene la misma suavidad que el resto de la mama”, asegura. El tratamiento que ofrece el británico representa un gran avance respecto de los implantes tradicionales, ya que no se está introduciendo un cuerpo extraño en la paciente. Con las células madre no existen las complicaciones a largo plazo, las necesidades de reemplazo, no hay fugas ni tampoco cicatrices. La nueva técnica funciona bien en el aumento de tamaño, aunque no  proporciona la firmeza y la elevación de un implante de siliconas. Esto se debe a que la mama adopta su forma natural, algo que no ocurre cuando se modifica su estructura con un agregado inorgánico.

Mokbel se muestra muy optimista. “Este es un avance muy interesante en la cirugía de mama” repite ante quien quiera escucharlo. Se extraen las células madre de la grasa de la misma paciente, y se elabora un concentrado que es mezclado con más grasa abdominal antes de ser inyectada en el pecho. Si bien se  necesitan varios meses para lograr el tamaño deseado, los resultados son apreciables a las pocas semanas. Otros autotransplantes de grasa realizados antes, sin el adicional de las células madre, presentaban dificultadas a la hora de mantener un suministro de sangre al tejido nuevo. Pero los científicos creen que esta técnica promueve el crecimiento de los vasos sanguíneos para asegurar un suministro suficiente de sangre que circula por el tejido agregado.

Evidentemente, el potencial de las células madre no deja de sorprendernos. Esperamos con ansiedad el momento de ver los resultados de esta nueva técnica.

Publicado en bio. Leave a Comment »